Nuestra Historia

HISTORIA DEL COLEGIO PROVIDENCIA DE CONCEPCIÓN

En 1860 llegan a Concepción tres religiosas: La Superiora, Sor Dionisia Benjamina, Sor Gedeona y Sor Dolores.

El 3 de Noviembre de 1867 se funda la Casa de la Providencia. La obra se inicia en una casa arrendada y se reciben las tres primeras huérfanas y a la semana ya eran siete.  El 2 de Diciembre del mismo año, se abrió la escuela externa con 70 alumnas de escasos recursos a las que se les daba instrucción, útiles, ropa y atención médica.

En 1868 se coloca la primera piedra de la que sería la Casa de la Providencia bajo la protección de la Santísima Virgen de los Dolores, con 40 huérfanas.

En 1884 se produce una epidemia de viruela en Concepción que pone a prueba el espíritu de solidaridad y amor de la Congregación hacia los que sufren.

En el terremoto de 1960 la iglesia sufre destrucción total y parte del internado se cierra definitivamente. En 1962, se abre la escuela técnica profesional con especialidad de vestuario e industria textil y se cierra en 1974.

En 1975 se vende una parte de la infraestructura y del terreno. Las constantes transformaciones no han sido obstáculo para que muchas generaciones de mujeres se hayan formado al amparo de las Hermanas de la Providencia de Concepción.

EL Colegio pertenece a un Congregación religiosa, “Hermanas de la Providencia”, de origen canadiense.  Nuestro establecimiento es la primera escuela creada en Chile por Madre Bernarda Morín, fundadora de la Congregación en el país, en 1867.

El establecimiento es Católico, Particular Subvencionado Gratuito dependiente de la Fundación Educacional Colegio La Providencia de Concepción, el que está liderado por una religiosa como directora, apoyada por un equipo directivo y la unidad técnico pedagógica.

A pesar de tantos inconvenientes la  visión de las madres fundadoras sigue en pie, siguiendo la misión, confiadas en la Providencia de Dios y firmes en la fe en Jesús como protector del trabajo que se realiza.